Loading...

Luna nueva, pelicula completa en www.milesdepelis.com

1,486,249 views

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Uploaded on Nov 23, 2009

http://www.milesdepelis.com/2009/04/l... - Haced click en el link para ver Luna nueva online gratis. En español, en audio latino y en versión original, en breve tendremos los links para verla en v.o.s.
FRASES DE LUNA NUEVA. (A ver como de fiel es la peli)

—Bella, mi vida era como una noche sin luna antes de encontarte, muy oscura, pero al menos habia estrellas, puntos de luz y motivaciones.Y entonces tú cruzaste mi cielo como un meteoro. De pronto, se encendió todo, todo estuvo lleno de brillantes y belleza. Cuando tu te fuiste, cuando el meteoro desapareció por el horizonte, todo se volvió negro. No habia cambiado nada, pero mis ojos habian quedado cegados por la luz. Ya no podían ver las estrellas, y nada tenia sentido —Edward

—No necesito el cielo si tu no puedes ir a él —Bella Swan.
—Todo este tiempo me he considerado completo, sin comprender qué buscaba, sin encontrar nada, porque tu aún no existías —Edward Cullen.
-Lamento haberte llamado hipócrita-se disculpó.
-Lamento haberte llamado asesino.
-()Te pido que te cases conmigo y tú piensas que es un chiste.
-Edward, por favor, sé serio.
-Hablo completamente en serio -no había el menor atisbo de broma en su rostro.
-Oh, vamos -dije con una nota de histeria en la voz.—Sólo tengo 18 años.
-Bueno, estoy a punto de cumplir los 110. va siendo hora de que asiente la cabeza.
—El tiempo pasa incluso aunque parezca imposible, incluso a pesar de que cada movimiento de la manecilla del reloj duela como el latido de la sangre al palpitar detras de un cardenal.El tiempo transcurre de forma desigual, con saltos extraños y treguas insoportables, pero paras, pasa. Incluso para mi.

—El amor concede a los demás el poder para destruirte

Edward: ¿En qué consiste tu epifanía?
Bella: Tú me amas.
Edward: Con todo mi ser.

—Muerte, que has sorbido la miel de sus labios, no tienes poder sobre su belleza—Murmuró y reconocí el verso que declamaba Romeo en la tumba -. Hueles exactamente igual que siempre -continuó él-. Así que quizás esto sea el infierno. Y no me importa. Me parece bien

—Bella, no puedo vivir en un mundo donde tú no existes.

Alice: ¿Y qué era toda esa cháchara sobre cantantes?
Edward: La tua cantante -señaló—Ellos tienen un nombre para alguien que huele del modo que Bella huele para mí. La llaman mi cantante, porque su sangre canta para mí.

—¿De cuantas maneras se puede destrozar un corazon y esperar de él que siga latiendo?

—Esto no es algo que tenga ya sólo que ver contigo. No eres el centro del universo, ¿sabes? —en lo que se refería a mi propio universo, quizás, fuera otra cuestión —. Tal vez tu familia tenga algo que decir si vas a conseguir que se nos echen encima los Vulturis por algo tan estúpido como que yo continúe siendo humana.
—¿Decirsobrequé? —preguntó, separando cuidadosamente las palabras.
—Sobre mi mortalidad. La voy a someter a votación.

—¿Bella?—me preguntó con suavidad.
Mis párpados revolotearon abiertos del golpe. era la primera vez que ella se dirigía a mí directamente.
—¿Sí, Rosalie? —Le pregunté, vacilante.
—Lo siento muchísimo, Bella. Me he sentido fatal con todo esto y te agradezco un montón que hayas tenido el valor de ir y salvar a mi hermano después de todo lo que hice. Por favor, dime que me pedonas.
Las palabras eran torpes, y sonaban forzadas por la vergüenza, pero parecían sinceras.
—Por supuesto, Rosalie —mascullé, aferrándome a cualquier oportunidad que la hiciera odiarme un poco menos

—Pero, ¿cómo le iba a dejar que me diera nada cuando yo no tenía con qué corresponderle? Por alguna razón incomprensible, quería estar conmigo. Cualquier cosa que me diera, además de su compañía, aumentaba aún más el desequilibrio entre nosotros.

—Había una cosa que sabía a ciencia cierta, lo sabía en el fondo del estómago y en el tuétano de los huesos, lo sabía de la cabeza a los pies, lo sabía en la hondura de mi pecho vacío El amor concede a los demás el poder para destruirte.

Emmet se rió, extendió el brazo sobre la mesa y le tendió el puño a su hermano.
-Un plan estupendo hermano,—dijo con entusiasmo.
-No—Masculló Rosalie.
-En absoluto—coincidí.
-Estupendo—Comentó Jasper.
-Idiotas—murmuró Alice

—Deberías saber que en este preciso momento me estoy saltando las reglas, aunque no técnicamente, claro, ya que él me dijo que no volviera a traspasar su puerta y he entrado por la ventanaPero bueno, al menos la intención era buena.

Edward: Si pudieras pedir algo, cualquier cosa, ¿qué pedirías?
Bella: A ti
Edward: Algo que no tengas ya.

Loading...

Advertisement
When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...