Cargando...

NOCTURNOS: Recital poesía - Estatuas silentes nocturnas

1,044 vistas

Cargando...

Cargando...

Transcripción

No se pudo cargar la transcripción interactiva.

Cargando...

Cargando...

Un video se puede calificar cuando ha sido alquilado
Esta función no está disponible en este momento. Vuelve a intentarlo más tarde.
Subido el 14 jun. 2008

fragmento del recital de poesía que ISIDRO R. AYESTARAN, encarnando a su personaje Maestro de Ceremonias, ofreció el 26 de abril en el Café El Boliche (Torrelavega-Cantabria), dentro del ciclo "Primavera de poesía", organizado por la Asociación Cultural Absenta. En el vídeo, aparece el momento en que recita "Estatuas silentes nocturnas":
(traducción al inglés)
Silent and paralyzed.
Without light and lifeless.
Without color, only black and white.
As my heart.
As a source left me dry your no love,
Your final judgement, your "no longer love you."
Everything revolves around as if I was not imported,
not as if I have,
I do not feel as though.
All ignore the darkness of my soul,
the blindness of my feelings,
no excuses for that love you
currency exchange or dying
in front of statues silent night
human or static,
impassive and fake by a magician,
a board game in which I am inhabiting
in the van tail, as if I was not imported,
as if I were not,
I do not feel as if...
And adrift in which I stave in,
still yearning your presence,
the only matter to me,
with the single story,
which really feel much
you've changed the direction,
've discovered a new world,
A new body, a new name,
a new sigh...
and while this is you to whom I wish to my side,
I remain static and off,
alongside statues of the earlier,
awaiting the consolation of other forgotten,
the odd abandoned cry for love lost
and I see as a consolation
to mourn that every night,
because he, like me now,
remained motionless in this gray world,
rough and without chimeras,
as if nothing imported,
as if he no longer count,
as if he no longer felt...
And together in a single heartbeat,
we offer you a cut sleeves to life.

Silencioso y paralizado.
Sin luz y sin vida.
Sin color, tan sólo en blanco y negro.
Como mi corazón.
Como una fuente seca me dejó tu desamor,
tu sentencia final, tu "ya no te quiero".
Todo gira alrededor como si yo no importara,
como si no yo contara,
como si yo no sintiera.
Todos ignorando la penumbra de mi alma,
la ceguera de mis sentimientos,
que por quererte sin excusas
ni monedas de cambio agoniza
frente a estatuas silentes nocturnas,
humanas o estáticas,
impasibles y trucadas por tahúres,
un juego de mesa en el que quedo habitando
en el furgón de cola, como si yo no importara,
como si yo no contara,
como si yo no sintiera...
Y en la deriva en la que naufrago,
aún anhelo tu presencia,
la única que me importa,
con la única que cuento,
la que de verdad siento por mucho
que tú hayas cambiado el rumbo,
hayas descubierto un nuevo mundo,
un nuevo cuerpo, un nuevo nombre,
un nuevo suspiro...
y mientras eres tú a quien deseo a mi lado,
permanezco estático y apagado,
junto a estatuas de las de antes,
esperando ser el consuelo de otros olvidados,
algún que otro abandonado que llore amores perdidos
y me vea como un consuelo
al que llorar todas las noches,
porque él, como yo ahora,
permanece inmóvil en este mundo gris,
áspero y sin quimeras,
como si ya nada importara,
como si él ya no contara,
como si él ya no sintiera...
Y juntos, en un único latido,
le regalamos un corte de mangas a la vida.

Cargando...

Si la reproducción automática está habilitada, a continuación se reproducirá un video sugerido.

A continuación


para agregar esto a Ver más tarde.

Agregar a

Cargando listas de reproducción...