Loading...

Serie acerca de la iglesia. ¿Es correcto que a un pastor se le pague por ministrar?

6,494 views

Loading...

Loading...

Transcript

The interactive transcript could not be loaded.

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Apr 17, 2012

A la pregunta, de si es correcto que a un pastor se le pague por ministrar, la respuesta es: Sí. Es correcto que a un pastor se le pague y reciba dinero por predicar y enseñar el evangelio. Pero el tema no es que se le pague por predicar y enseñar el evangelio; más bien es el que sea sostenido por el trabajo que lleva a cabo, en el cual, estas funciones son solo una parte. Hay ministros que trabajan más de 50 horas a la semana. Así como también sabemos de otros que escasamente trabajan 8 horas semanales y reciben su paga completa. Pero, este, no es el tema que trataremos en este video.
Algunos de Uds. pensarían y de hecho les han enseñado en sus grupos no cristianos que los pastores no deberían recibir ninguna clase de compensación siguiendo la advertencia de Jesús: "...de gracia recibisteis, dad de gracia." (Mt 10:8). Aún más, las personas también afirman que los pastores que son, verdaderamente espirituales, deberían rechazar todo tipo de pago. Estos dos argumentos podrían estar en lo correcto, ¿pero son válidos? Vamos a echar un vistazo a lo que dice la Biblia. Mt 10:5-11.
El contexto de lo que dice Jesús, "de gracia recibisteis, dad de gracia", está diciéndole a los 12 apóstoles que vayan primero a las ovejas perdidas de Israel, que predicaran el reino de los cielos, que sanaran enfermos y limpiaran leprosos, que resucitaran muertos, y echaran fuera demonios. Lo que es interesante, es que en los siguientes dos versículos, Jesús dice que: 9 No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10 ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento." La implicación de que el obrero es digno de su alimento, es que aquellos que están predicando el evangelio y llevando el ministerio que Cristo les ha dado, deberán ser sostenidos por aquellas personas a quienes ellos ministrarían. Además, al mirar versículos similares, encontramos el mismo mensaje. Lea, Lc 9:1-5.
Jesús les dijo a los discípulos que aceptaran el apoyo ofrecido a ellos en su ministerio. O sea, ellos entrarían en una casa y permanecerían ahí. Si a ellos formalmente no se les pagaba, entonces, deberían darles posada y alimentarlos. ¿Podremos concluir que los ministros de la Palabra deberían permanecer con las personas a quienes les predican y ser sostenidos por ellos?
En el v. 3, Jesús quería probar la fe de ellos mediante la falta de preparativos minuciosos para el viaje. De hecho, la prohibición de no llevar alforja, podría ser considerada como algunos eruditos afirman que no mendigaran como los representantes de otras religiones, que pedían "una limosna". Hoy día, colaboración para el reino.
Jesús entonces, les estaba diciendo a los discípulos que creyeran en Dios en la medida en que ministraban. De hecho, encontramos que cuando Jesús estaba llevando a cabo Su ministerio terrenal, Él y Sus discípulos contaban con una bolsa de dinero y de la cual desafortunadamente, Judas robaba: Jn 12:6; 13:29.
Entonces, Jesús no solo contaba con una bolsa, sino que uno de ellos, Judas, era el administrador del dinero.
Leer Mt 10:9., Jesús dice: "No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos...", sin embargo, un cambio interesante en la enseñanza de Jesús puede ser visto en Lucas, cuando posteriormente en Su ministerio le dijo a los discípulos en Lc 22:35-38 (Leerlo). ¿Por qué el cambio? Porque los discípulos pronto estarían sin el Señor y ellos tendrían que confiar en la provisión de Dios por medio de las personas a las que ministrarían durante el trabajo de predicación del evangelio que estaba al frente de ellos.
¿Qué dice Pablo? Pablo tiene muchas enseñanzas acerca del seguir a Cristo y acerca del dinero. Echemos un vistazo: 2 Ts 3:9-10.
Note lo que Pablo dice aquí, que "Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma...", y que debemos imitarlo. El contexto de este pasaje se aplica también al trabajo secular que una persona desarrolla. No conozco a nadie que sin trabajar reciba salario. 1 Ti 5:17-18
En el anterior pasaje, Pablo menciona, cómo los ancianos son tenidos "de doble honor" porque "mayormente... trabajan en predicar y enseñar..." Ahora bien, el contexto parece sugerir un pago monetario ya que dice: "Digno es el obrero de su salario". 1 Co 9:3-18.
Pregunto entonces, ¿puede existir una declaración tan clara apoyando la idea de que quien anuncie el evangelio, viva también del evangelio? En otras palabras, que se le pague por su trabajo ministerial.
Indudablemente el Señor Jesús, Juez de vivos y muertos hará Su juicio en su momento. Por eso la Escritura en muchos pasajes nos advierte, como en el caso de He 4:13.

  • Category

  • License

    • Standard YouTube License
Comments are disabled for this video.

to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...