Loading...

Errores de protocolo - Cruzar las piernas en recepciones solemnes reales o presidenciales

6,381 views

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Jun 6, 2012

You can see more explanations on the screen right now.

Decía nuestro querido don Marcelino Menéndez y Pelayo, en su Historia de las Ideas Estéticas, que él llamaba hermoso y bueno a todo lo que es acomodado a su fin. El potocolo -o, por mejor decir, el ceremonial de Estado- es, ante todo, la manera más útil de legitimación formal y externa del poder. Si no partimos de esta premisa, no veremos acomodo ni lógica alguna a las reglas del ceremonial, en concreto del relativo a las tomas de posesión de los altos cargos del Estado. Se ha dicho, con lucidez, que la verdad y la razón dependen siempre de la forma. Todo en la vida depende de la forma, pues sin forma no hay verdad ni razón que pueda prevalecer. Cuando Darío, en el curso de la Batalla de Arbela contra Alejandro, hacía suyos los usos de la tradición patria, colocándose en un altozano, lo hacía exclamando que lo era tanto para ser visto por sus soldados como para guardar fidelidad a las usanzas ceremoniales del reino. El protocolo es el sublime instrumento creativo, acrisolado por la tradición para la defensa simbólica del ser nacional soberano, por encima de lo contiengente y de las banderías. Bufon lo dijo: "Le style c'est l'home". La máxima horaciana "us et norma loquendi" representa la convalidación de la supremacía de la forma, pues el uso decide el lenguaje y no al revés. Gandouin, el erudito asesor en materia de protocolo del presidente de la República francesa, que reformó el de la V República en 1989, argumentaba con gran poder de persuación acerca de la legitimación formal del poder del Estado a través del protocolo y del ceremonial. Decía Gandouin que las buenas costumbres y el protocolo son indispensables para la armonía de los grupos humanos, que cuando una puerta está abierta es preciso saber quién pasa primero sin que haya empujones. Protocolo lo había ya en la Roma antigua, bajo el prisma del "cedant arma togae". Y protocolo riguroso lo ha habido en la época de Napoleón, con el Decreto de Messidor del 13 de julio de 1804. André Maurois era del criterio -que asumimos con llaneza discipular- de que el grado de civilización de un pueblo se puede medir en razón directa del desarrollo de su ceremonial. Sólo los salvajes ceñidos de la barbaridad de las cavernas no entienden de escudos timbrados, de divisas heráldicas, de himnos, de condecoraciones, de voces de mando, de saludos y tratamientos, de precedencias, de uniformidad, de galas y etiqueta, de posición de armas, de audiencias, devoluciones de visitas y de gestos de cortesía. Protocolo lo cuidaron en la China hasta la visita de Estado del presidente Clinton en 1990, entrando por la puerta sur de las murallas de Xian, cuya ciudad era capital imperial desde más de dos mil años. El Prncipado de Andorra, como bien estudió Porcioles, contiene en su primer código escrito del siglo XVIII -el Manual Digest- la aseveración de que Andorra hace del ceremonial la expresión de su poder, de su cortesía y del íntimo deseo de que cada cosa ocupe su lugar.

Hagamos, pues, del ceremonial y del protocolo "causa verbis", razón de Estado y punto de la fineza simbólica institucional y formal de la soberanía de las naciones.

  • Category

  • License

    • Standard YouTube License

Loading...

to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...