Loading...

Campamento Cerro León

38,120 views

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Uploaded on Jan 18, 2011

https://www.facebook.com/ValorandolaM...
Después de idas y venidas de sitiados y sitiadores, a las cuatro de la tarde se producía la rendición de las tropas bajo el mando del teniente coronel Antonio de la Cruz Estigarribia. Los paraguayos fueron obligados a un desfile frente a la plana mayor de la Triple Alianza. Ya para aquel momento, había arribado al lugar el emperador Pedro II. Previo a la rendición y en homenaje al monarca, se realizó una revista general de las tropas aliadas comprometidas en el sitio: un total de "17415 hombres -con traje de gala- de los cuales 12393 eran brasileños, 3802 argentinos y 1200 orientales". Mientras, se encontraban estacionaban sobre el río Uruguay, frente a Uruguayana, la flotilla imperial con cinco navíos y dos chatas, sumando 12 bocas de fuego. Aquel contingente concentrado para ese momento trascendental, se hallaba bajo el mando tres jefes de estado: el emperador Pedro II y los generales Bartolomé Mitre y Venancio Flores. Éstos tenía la asistencia de seis generales: David Canabarro, barón de Porto Alegre; el barón de Yacuhy, Cadwell; Antonio Maria Coelho, barón de Anhambahi; Kelly y Wenceslao Paunero. En la comitiva del emperador abundaban además, duques, condes y barones, lo mismo que ministros de su gabinete y otras personalidades. Las tropas paraguayas sitiadas se reducían a escasos "...5545 hombres" a cuyo frente estaban "... un teniente coronel, dos mayores, seis capitanes, dos tenientes y 57 alféreces" los que además de abatidos, se hallaban agotados y hambrientos. Estigarribia fue llevado ante Pedro II: El oficial paraguayo "...llevaba kepí y uniforme azul oscuro, con charreteras, cuello y puños encarnados, sin galones ni ornatos metálicos". En "voz baja", se encomendó "a la generosidad" del emperador. Le acompañaba el padre Duarte quien también, "...con voz trémula, pronunció un breve discurso, y terminó pidiendo 'protección para la libertad de mi patria". Inmediatamente después se inició el paso de los rendidos "... Después del "triste desfile", los paraguayos fueron repartidos "...por partes iguales entre los tres ejércitos (...) Los gobiernos oriental y argentino, con promesas de libertad, hicieron servir a los rendidos en Uruguayana, formando legiones en los cuerpos de infantería y de caballería (o) los internaron en sus respectivos países, abandonándolos a sus propias fuerzas". Al enterarse de los detalles de la rendición de Uruguayana, el mariscal López, dirigió a sus soldados y al resto del pueblo paraguayo, una emotiva proclama que, en una de sus partes y refiriéndose a Estigarribia, expresaba: "...El jefe de estos (de los rendidos) responderá ante Dios y la Patria, del único acto que con vergüenza registramos en la historia. El estandarte y las armas de la Patria que teníamos en la Uruguayana no han servido sino para señalar un trofeo al enemigo, y los ciudadanos que las empuñaron para desfilar inermes en señal de esclavitud, conmoviendo en sus tumbas las cenizas de nuestros mayores". Con la rendición de las fuerzas de Estigarribia, se iniciaba la reacomodación de ambos ejércitos en el terreno de los conflictos. Aniquilado y prisionero el sargento mayor Pedro Duarte en Yatai, derrotada la armada paraguaya en Riachuelo, destituido el general Wenceslao Robles del comando de la División del Sur, al efectivo remanente de esta división -ya bajo el mando del coronel Francisco Isidoro Resquín- no le quedaba otra alternativa que iniciar el retorno a las fronteras del Paraguay. La Campaña del Uruguay estaba concluida.

Fuente: Jorge Rubiani - www.jorgerubiani.com.py

  • Category

  • License

    • Standard YouTube License

Loading...

When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...