Loading...

Leyendas de Durango. paseos nocturnos panteon de oriente

23,849 views

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Uploaded on Feb 14, 2010

* El Panteón de Oriente o Panteón Municipal de Durango inició luego de los dos cementerios antiguos que fueron los de Santa Ana, mejor conocido como Panteón de los Ricos, llamado así por la chusma derivada de la mezcla de razas en la época colonial; y el Panteón de los Pobres, de la misión indígena y poblado de Analco, donde se sepultaba a religiosos y gente del pueblo, especialmente indios. Luego se descubrieron otros usados en forma clandestina para uso exclusivo de extranjeros, como El Bosque de la China -ahora Parque Guadiana-, utilizado por orientales que dieron origen a esa antiquísima canción. Pero en todos se entretejen historias macabras que han pasado de voz en voz y generación tras generación, que ahora forman parte del acervo cultural de Durango.
¿SUCESOS PARANORMALES EN EL PANTEÓN?
Casi a la entrada del Panteón de Oriente, del lado izquierdo hay un ángel de cantera al que visitantes dejan dulces con la creencia de que la escultura concede milagros... mas en el lugar existen también vestigios de herejía, ya que el mismo Subdirector del IMAC se ha encontrado con restos sanguíneos, huevos, listones amarillos y rojos, y hasta muñecos clavados con alfileres; todo eso encima de las tumbas.
Entre otras anécdotas destaca por lo curioso que resulta la ocasión en que fue llevada a sepultar una anciana, quien al parecer no tenía dinero y por ello fue envuelta en su propio colchón. Al ser enterrada en la fosa común, los sepultureros vieron con gran sorpresa que el colchón se rompía de viejo, dejando ver gran cantidad de billetes, por lo que los enterradores dejaron que cayera la noche y aprovecharon la oscuridad para exhumar el cadáver y quedarse el dinero: jamás se les volvió a ver porque hasta el empleo abandonaron, tras apoderarse de la riqueza que por años había atesorado la avara anciana.
El vigilante Florencio Sánchez, quien lleva seis años velando el Panteón, cuenta que siendo escéptico no se explica por qué su antecesor, quien casi toda su vida fue panteonero -pues ya murió-, durmiendo ahí con su familia abría todas las noches el cementerio para que salieran los muertos. Y agrega: No sé para qué abría si lueguito cerraba; entonces ¿a qué horas regresaban los muertitos?, se pregunta irónico.
Aunque los empleados afirman no creer en leyendas y estar al margen de cualquier historia de apariciones que se cuente, como Florencio aceptan que cuando cae la noche y para mayor seguridad es preferible permanecer en las oficinas del frente del cementerio y no ir más allá... como es el caso del grupo de policías municipales que de tarea tiene los recorridos nocturnos por el camposanto y permanecer en él toda la noche... pero que a decir de trabajadores, los uniformados no hacen ni un solo recorrido y no se mueven de un solo sitio: ¡Porque a lo mejor tienen miedo a las apariciones!

Loading...

When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...