Loading...

¿A QUIÉN VIENE CRISTO A LLEVARSE EN EL ARREBATAMIENTO?

2,275 views

Loading...

Loading...

Transcript

The interactive transcript could not be loaded.

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Feb 15, 2017

¿A QUIÉN VIENE CRISTO A LLEVARSE EN EL ARREBATAMIENTO?

(1 Ts. 4: 17) “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”
El Señor viene a llevarse a los suyos; a todos aquellos que han sido justificados por Sus méritos en la cruz (Ro. 8: 29, 30)
Todos a los que Cristo viene a buscar, tienen algo en común. Tienen la fe que vence al mundo (1 Juan 5: 4, 5)
Podrá entre ellos haber personas más avivadas, o menos, pero son de Cristo, porque un día nacieron de nuevo (Jn. 3: 3), y ese fue un acto de Dios, no humano (Jn. 1:12, 13)
Todos los santos; y santo es aquel que ha nacido de Dios (Jn. 3: 3; 1 Juan 3: 9), es parte del cuerpo de Cristo, por lo tanto, resucitará en Cristo, y si vive para ese día glorioso, será transformado (1 Co. 15: 50-52)
Pero por pretender forzar a los creyentes hacia una santificación, más bien llevada en la carne que en el Espíritu, se ha hecho del Arrebatamiento una especie de vara de medir, por la cual unos se irían con el Señor, y otros se quedarían en tierra, y que para que eso último no ocurriera, el creyente debería hacer un esfuerzo singular para alcanzar una cuota suficiente de santidad (nadie sabe exactamente cuánta).
A tal punto ha llegado esto, que muchos no saben si aplican para ser llevados por Cristo.
¡Esto no es búsqueda de santidad, sino puro y simple legalismo rigorista y carnal!
Si el ser arrebatados dependiera de un esfuerzo humano en agradar a Dios, y de no producirse suficientemente, llegara a ser causa de apartamiento de Cristo, entonces la salvación sería por obras y no por gracia (Ef. 2: 8, 9)
Aunque pretenda la santificación del oyente, este tipo de mensaje hay que desecharlo, no es de Dios. El fin no justifica los medios.
En el Arrebatamiento de la iglesia, nos vamos todos los que somos la iglesia, la de todos los tiempos; la iglesia que conoce el Señor (2 Ti. 2: 19), el verdadero cuerpo de Cristo.
De la misma manera que en el cielo hay innumerables santos que en esta vida sus obras no pasaron la prueba de fuego, y van a ser resucitados como todos los demás (1 Co. 3: 15), habrá en el momento del Arrebatamiento cristianos de la misma índole… ¿o es que aquellos cristianos del pasado no van a ser resucitados?, lo serán porque son hijos, quizás a la manera de aquel hijo pródigo, pero hijos de todos modos.
El Padre envía a Su Hijo a por sus hijos.
No hagamos de la doctrina del Arrebatamiento una causa de división entre nosotros. Paz de Cristo.

Loading...

Advertisement
When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...