Loading...

Planeación estratégica durante las crisis financieras

337 views

Loading...

Loading...

Transcript

The interactive transcript could not be loaded.

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on May 15, 2017

Como hemos visto en vídeos anteriores, los deseos provienen de la Vida y su deseo de incremento. En este camino de consecución de los deseos pueden venir altibajos. Y respecto a esto existe una creencia popular que afirma que estos altibajos son normales en la vida. Sin embargo, esto no es tan cierto. La Vida y los eventos que esta nos trae, se van desarrollando de acuerdo a nuestras decisiones. No decidir también es elegir un camino, el que la vida nos resuelva por azar.

Haciendo un repaso de este tema, bastante trillado en el Blog, la información determina la calidad de vida que tengamos. Si ingresamos basura en nuestra mente, tendremos eso mismo. Pero si ya nuestra educación o datos recibidos o entrenamiento mental realizado mediante los medios de comunicación y personas que nos rodean nos han metido en una crisis financiera, qué podemos hacer para salir de esto?

Recuerdo una conversación con mi mejor amigo en ese momento de crisis por la cual pasaba. El me comenzó a decir información que en el momento por mi estrés, no lograba entender. Pero sugería hacer algo en lo cual todos pecamos y es lo que nos lleva a un mayor fracaso financiero.

Mi amigo me decía que el primer paso para solucionar una crisis era acudir a la familia. La familia no necesariamente te puede ayudar con dinero, pero si te pueden ayudar dándote un espacio para comenzar a acortar gastos. Para que puedas comprender mejor te doy el ejemplo de mi caso. Yo vivía en un apartamento de alquiler en un conjunto cerrado. Al quedarme sin trabajo fijo, y sin una entrada mensual fija, lógicamente no podía seguir sosteniendo las comodidades a las cuales estaba acostumbrado. Así que en este momento siguiendo la sugerencia de mi amigo, la idea era pedir a un familiar un espacio en el cual pudiera guardar mis cosas y vivir mientras la crisis va pasando.

Pero adivina que hacemos la mayoría en estos casos? Nuestro ego, en ese momento habla con gritos diciéndonos interiormente que NO DEBEMOS RENDIRNOS JAMAS ya que el problema va a pasar pronto y que estaremos como antes en menos de lo que pensamos. Agrégale a esto que nos da vergüenza y hasta terror reconocer ante otros que estamos en bancarrota pues normalmente hemos hecho un entrenamiento de estar restregando logros a nuestros amigos, familiares y conocidos, y solo pensamos en que si nos bajamos de “estatus” seremos la burla de todos ellos.

En mi caso no fue por voluntad propia que abandoné el lugar de alquiler donde vivía. Me tocó salir e ir a vivir en la habitación de un buen amigo con mi esposa y pequeña hija. Posteriormente porque la situación seguía de mal en peor por las malas decisiones que seguía tomando, finalmente me tocó ir e instalarme en una habitación aún más pequeña donde mi señora Abuela.

Volviendo a los consejos de mi amigo, el sugería que haciendo este recorte de gastos se podría al menos amortiguar la crisis mientras se buscaban soluciones, cosa que por supuesto no practique y me llevó a un dolor mucho mayor.

En medio de todo ese desastre financiero, vino la ayuda de mi señor Padre, que es profesional en el área de economía y me dio un ejercicio muy simple pero poderoso que finalmente me ayudó a organizar mis finanzas. Este ejercicio que quizás muchos conocemos pero que JAMAS lo llevamos a cabo, consiste en tomar una hoja en blanco y trazar una línea en la mitad. O los que manejamos el tema de la información preferimos hacerlo en una hoja de cálculo. Este ejercicio de verdad no solo te lo recomiendo en un caso de crisis, sino que lo puedes aplicar a partir de hoy para aprender a ser un mejor administrador de tus finanzas personales.

Simplemente en una columna coloca todos tus ingresos de dinero. Ya sea por tu trabajo temporal, fijo, trabajos extras, ventas de productos por catálogo o cualquier otro ingreso que te llegue de forma periódica y ocasional. Sumas los valores de esa columna y allí obtienes el total de lo que está llegando a tus manos.

En la otra columna, coloca todos los gastos fijos y ocasionales que tengas. Es decir las salidas, ya sea arriendo, alimentación, recreación, refrigerio, donaciones, regalos, etc. No omitas nada. Incluye absolutamente todo. Al final suma esta columna y allí tendrás el total de lo que estás gastando.

Este es un ejercicio interesante pues al comparar los dos valores de entradas vs ingresos podrás darte cuenta si estás viviendo en déficit, es decir si estás gastando más de lo que ganas, como nos ocurre a la mayoría.

Continuar leyendo: https://autopoder.blogspot.com/2017/0...

Sígueme en:
https://www.facebook.com/AUTOPODER/
https://www.instagram.com/ingenieroga...
https://twitter.com/gasa1971

Loading...

When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...