Loading...

LA HORA DEL LONCHECITO (CON KOKI SALGADO POR RADIO LA INOVIDABLE 93.7 FM)

47,654 views

Loading...

Loading...

Transcript

The interactive transcript could not be loaded.

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Aug 3, 2012

Jorge Koki Salgado LOCUTOR RADIAL Y ANIMADOR Mi papá es un flaco alto, queridísimo, don Wilmer Salgado Bedoya. Es un genio mi viejo en la radio. Él le dio el punto de quiebre a la radio peruana cuando creó el estilo de Radiomar, ese estilo informal, muy directo -antes las radios eran muy formales- que hizo que se ganara el cariño del público. Hoy, todas las radios tienen algo de esa informalidad", explica Koki Salgado. ¿Cómo empezó en la radio? Empecé en noviembre del 73, a los 13 años, a ayudar a mi papá en Radiomar. Le llevaba los discos y a mí me impresionaba la cabina, los controles que manejaba el operador, hasta que me dieron la responsabilidad de un turno fijo, a los 15 años. ¿Qué música pasaban? En esa época, Radiomar tocaba de todo, pero en castellano, baladas, tropicales. Recuerdo la Sonora Matancera, Los Compadres; la salsa, cuando recién comenzaba Willy Colón, con Todo tiene su final, El día de mi suerte. Yo tuve en mis manos una cinta, ¡primicia, llegada de Venezuela! Era Llorarás, de Óscar DLéon. Qué lindo. ¿Cuándo empezó a trabajar delante del micro? Eso fue gracias al Tío Ronco. Yo solo ponía discos, era controlador, hasta que trabajé con él. Era graciosísimo. Yo me reía en el aire. Y él me decía, da la hora, da la hora. Me hizo participar, luego fui su coanimador, hasta que salieron las radionovelas cómicas, que fueron un boom. La gente se mataba de risa. Yo era el encargado de los efectos: los pasos, la tormenta, la lluvia -y todo era con discos-. Y el Ronco hacía la narración. Yo era el galán. Ustedes llegaron a la TV. Sí, estuvimos en el 9, en el 4, en el 5, en el 13. Fue una experiencia linda, sobre todo en el programa El Ronco de noche, que tenía un tipo de comicidad muy sana. Humor de doble sentido, pero blanco. ¿Cómo nació La Inolvidable? ¿A quién se le ocurrió el nombre de La hora del lonchecito? ¿Qué años y qué géneros pone? Música de los 60, 70 y parte de los 80. Los géneros posicionados eran el gogó, el twist, el rock and roll, el shaker, el beat, el pop. El shaker era un ritmo muy contagioso, del año 65. Yo tendría, pues, 7 años. Me acuerdo de mis abuelos, que lo disfrutaban, y de los programas de TV, Combate, La dimensión desconocida, El túnel del tiempo, Cancionísima, de Pablo de Madalengoitia. Y cada vez que pongo uno de esos discos, hablo de esos recuerdos. Pero no pone la musiquita de La dimensión desconocida. No -aunque sería bueno-, pero pongo la de Bonanza. La hora del lonchecito la defino como el punto más cercano entre las lágrimas y la nostalgia. Y no lo digo yo. Los oyentes que nos llaman se expresan de una manera tan bonita: ustedes son mi compañía, gracias a ustedes he revivido. El otro día me llamó un señor: ¿Koki, qué canción has puesto?. María Luisa, de Rita Pavone, le digo -un tema antiquísimo-. Años que no la escuchaba..., y se pone a llorar por teléfono el hombre. Koki, es que esa canción me hace recordar a mi señora madre. Muchos taxistas oyen su programa. Tengo frases para ellos. Es que yo sé que me escuchan. Y les digo que pidan a Dios mano firme y mirada vigilante -la oración del chofer-. Mi hermano es taxista; entonces, me dirijo a él. ¿Qué gente famosa ha conocido? A casi todos los salseros. Leo Dan es padrino del programa y nos ha traído mucha suerte. Conozco a Palito Ortega, Basilio, Franco de Vita, Jeanett, Los Ángeles Negros, Lucho Muñoz, Ángela Carrasco, Manolo Otero, Tormenta es mi amiga, de vez en cuando chateamos. Y con ellos no solo hemos hecho entrevistas en la radio sino que hemos tomado lonchecito. Ahí se ve al artista en otra faceta. Usted también anima fiestas infantiles. ¿Cómo así? A raíz de que saqué un programa infantil en radio que se llamaba Koki y su manchita. ¿Sabe quiénes estaban ahí? Manolo Rojas, Willi Hurtado, Tabaco -imagínese esa gente-. Como eran muchachos, tenían mucho ímpetu. ¿Y ya imitaban? Claro. Imitaban a los personajes infantiles de aquella época, a los Thundercats, la Abeja Maya, el Correcaminos. Entonces, todos los personajes se presentaban en mi programa. Hay muchachos, hoy en día profesionales, que me encuentran y se acuerdan del programa.

  • Category

  • License

    • Standard YouTube License

Loading...

When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...