Loading...

Confesiones de un "gángster" económico 1 de 2

8,643 views

Loading...

Loading...

Transcript

The interactive transcript could not be loaded.

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Jan 31, 2010

John Perkins describe cómo fue enrolado y entrenado por el gobierno de Estados Unidos para engañar a países pobres del mundo prestándoles más dinero del que podían pagar para luego hacerse dueño de sus economías y sus destinos. Es la confesión de un hombre que en la época en que cumplía estas funciones formaba parte de un grupo relativamente reducido. Este tipo de profesión está hoy más extendida. Sus integrantes ostentan títulos más eufemísticos y pululan por los pasillos de Monsanto, General Electric, Nike, General Motors, Wal-Mart y casi todas las demás grandes corporaciones del mundo.
Perkins fue reclutado hacia fines de la década de los sesenta, mientras estaba en la Escuela de Negocios, por la National Security Agency (NSA), la organización de espionaje más grande de Estados Unidos, para convertirlo en un gángster económico. Sin embargo, más tarde, abrumado, abandonó esa profesión y desde 1990 se ha dedicado a defender los derechos indígenas especialmente de las tribus amazónicas- y los temas ambientales. Además escribió cinco libros, publicados en varios idiomas, sobre culturas indígenas, ecología y sustentabilidad, fue profesor en varias universidades y centros de estudio en cuatro continentes y ha sido consejero de varias organizaciones sin fines de lucro.

El trabajo de un gángster económico consiste en corromper a líderes para que entren a formar parte de la red que promociona los intereses comerciales de Estados Unidos en todo el mundo. Según Perkins, esos líderes acaban atrapados en la telaraña del endeudamiento, lo que le garantiza a Estados Unidos su lealtad, de forma de poder recurrir a ellos siempre que los necesite para satisfacer sus necesidades políticas y económicas. Estos países obtienen a cambio la consolidación de su posición política porque atraen complejos industriales, centrales generadoras de energía y aeropuertos. Los gángsteres económicos, conceden favores que toman la apariencia de créditos destinados a desarrollar infraestructuras, como centrales generadoras de electricidad, carreteras, parques industriales, aeropuertos, etc. Una de las condiciones de estos préstamos es que los proyectos y su construcción deben estar a cargo de empresas estadounidenses. De esta manera, el dinero nunca sale de Estados Unidos, sino que se transfiere desde los bancos de Washington a las constructoras de Nueva York, Houston o San Francisco. A este trinomio empresas-banca-gobierno, el autor lo llama corporatocracia acreedora. Si el gángster económico ha realizado bien su trabajo, esa deuda será tan grande que el país se declarará insolvente en pocos años y será incapaz de pagar, y cuando eso ocurre esa corporatocracia reclama su parte del negocio que puede ser votos cautivos en las Naciones Unidas, establecimiento de bases militares o acceso a recursos como el petróleo de Ecuador y el canal de Panamá.

Para ver más videos de este canal: www.youtube.com/tkmovies09

  • Category

  • License

    • Standard YouTube License

Loading...

to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...