Upload

Loading...

Monasterio de la Visitacion en Republica Dominicana en la ciudad de La Altagraci Higuey la Enea

2,636

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Uploaded on Aug 13, 2011

Orden de la Visitación de Santa María, Salesas
El espíritu de la Salesa
"Un espíritu que no busca sino a Dios y tiende continuamente a unirse a Él, independiente de todo, excepto del beneplácito divino; un espíritu de profunda humildad para con Dios y de gran dulzura para con el prójimo; un espíritu que no pone el acento en las austeridades exteriores. Las Hermanas deben suplirlas con el renunciamiento interior, y con una gran sencillez y alegría en la vida común". (S. Francisco de Sales)

La Orden de la Visitación de Santa María fue fundada en 1610 por San Francisco de Sales y Santa Juana Frémyot de Chantal, en Annecy (Francia). Hoy en día se discuten las intenciones fundacionales de ambos Santos, sugiriendo que aspiraban a crear una comunidad de mujeres que uniesen contemplación y apostolado con los pobres a los que "visitarían" en sus casas (de ahí el nombre de la Orden). Sin embargo, esta forma de vida para mujeres era impensable en aquella época. Debían ser monjas, enclaustradas y sujetas a una Regla de vida.

"Sed, pues, firmes, fuertes, constantes, invariables y permaneced así..." (S. Francisco de Sales)
*
Sea como fuere, la Orden se estableció como monástica y sus miembros, monjas de clausura papal. No obstante, algo que diferenció a las Salesas de las monjas de otras Órdenes (como Carmelitas o Clarisas) fue que descartaron las grandes penitencias corporales y otras costumbres excesivamente rígidas y austeras. De este modo, eran y son bienvenidas a la Visitación mujeres con salud débil, incluso enfermas, y vocaciones de edad avanzada. Las salesas unieron a su vocación contemplativa, pequeñas actividades apostólicas que no violaran la clausura, tales como la educación femenina o las obras de caridad en el mismo monasterio.
Las Salesas siguen la Regla de San Agustín que es interpretada a la luz de las Constituciones que escribió San Francisco de Sales, y el Libro de Costumbres de Santa Juana. La suavidad relativa de la Regla se veía compensada por la insistencia en la práctica de la humildad, de la caridad, la lucha contra el egoísmo y el amor propio para lograr que el alma, libre de todos los lazos, estuviera totalmente disponible a la acción divina.

La espiritualidad de la Orden se fundamenta pues en la humildad ante Dios y la dulzura para con el prójimo. Ambas virtudes se encuentran en la Caridad de Cristo y de María. Por eso, la Salesa debe renovar constantemente la actitud de María en el Misterio de la Visitación: servicio, humildad, dulzura, abandono y sencillez.
"Las religiosas de la Visitación que tengan la dicha de observar fielmente sus reglas, podrán llevar con verdad el nombre de Hijas Evangélicas, particularmente establecidas para ser las imitadoras de las dos virtudes más amadas del Sagrado Corazón del Verbo Encarnado: la dulzura y la humildad, que son como la base y el fundamento de la Orden y les dan el privilegio particular y la gracia incomparable de llevar el título de Hijas del Corazón de Jesús". (Santa Juana)
*
Otro de los pilares de la Orden es la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, pues el Señor escogió a una Salesa, Santa Margarita María de Alacoque, como confidente de sus revelaciones sobre el amor ardiente del Corazón del Salvador.
Cada Monasterio de la Visitación es autónomo y desde 1953 se encuentran federados según los deseos de la Sponsa Christi del Venerable Pío XII. La Orden está extendida por varios países .

All Comments

Comments are disabled for this video.
When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up Next


Sign in to add this to Watch Later

Add to