Loading...

La Verguenza 1975 Silvio Rodriguez (album Dias y Flores)

41,293 views

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Feb 1, 2013

Tengo una mesa
que me alimenta,
que a veces tiene
hasta de fiesta.
Mas si tuviera
sólo una araña
burlona en mi despensa,
tendría la vergüenza.
Ah! ¿qué más?
Antes de comenzar a pensar qué quiere decir la canción, hay que pensar a qué se refiere Silvio con el concepto de la "vergüenza". Por lo menos en Chile, la vergüenza tiene una connotación de "pasar un mal rato y sonrojarse" . A uno le da vergüenza cuando es tímido y tiene que hacer alguna cosa delante de otra gente, o le da vergüenza cuando es blanco de las bromas de alguna muchedumbre, o comete una estupidez delante de alguien a quién el objetivo era impresionar. Ese rubor que le viene a uno, esas ganas de convertirse en avestruz y meter la cabeza debajo de la tierra es lo que se entiende por vergüenza, por lo menos en mi país.
Ahora bien, leí una entrevista de Silvio alguna vez en que hablaba que para los cubanos tener vergüenza era tener dignidad, y este significado es el que yo creo se utiliza en la canción: la dignidad humana por sobre cualquier objeto. Partiendo de esta premisa se puede entender fácilmente la mayoría de la canción.
En las dos primeras estrofas Silvio nos dice que posee bienes básicos (comida y vestuario), pero si no llegase a tener nada de eso, le queda su dignidad (la vergüenza). La exclamación "Ah! ¿qué más?" viene a recalcar que lo único que puede preservar el hombre es su dignidad, nadie se la puede quitar. Continuemos con la canción:
Tengo zapatos,
tengo camisa,
tengo sombrero,
tengo hasta risa.
Continua informándonos de los bienes que posee, incluyendo la capacidad de reir.
Mas si tuviera
en mi ropero
sólo las perchas vacías,
la vergüenza tendría.
Ah! ¿qué más?
Lo mismo que había escrito antes, si el ser humano se viera desprovisto de atuendo, de ropa, de pedazos de género encima de la piel desnuda, la dignidad es la que no se puede quitar cual prenda de vestir.
Tengo billetes como de octava clase,
pero así viajo: contento de ir de viaje,
pues para un viaje me basta con mis piernas:
viajo sin equipaje.
En esta estrofa Silvio nos habla sobre el viaje que es la vida en sí. Los billetes son de octava clase, (no se vive con lujos ni privilegios, ni con comprada felicidad claramente), pero ¡qué importa!, si se viaja feliz, y además lo único que necesita son las piernas, sólo dependo de mi. Se recalca acá la prevalencia de lo humano por sobre lo material.
Más de una mano en lo oscuro me conforta
y más de un paso siento marchar conmigo,
pero si no tuviera, no importa:
sé que hay muertos que alumbran los caminos.
Silvio nos muestra que siempre se puede contar con otro en este viaje que es la vida, se siente a otro con los mismos anhelos, las mismas esperanzas que uno, que es como si marchara a la par. Siempre hay el amor, una pareja con la que uno comparte tanto de uno. Aunque si no existieran esas personas, no importa: existen modelos que nos guian, el modelo del che, por ejemplo. Seres que ya no están físicamente con nosotros, pero en muchos otros sentidos nos alumbran el camino, con su legado y todo lo que hicieron.
Tengo luz fría
y lavamanos,
cables, botones
casi humanos.
Pero si fuera,
ay, mi paisaje
sólo de ruinas intensas,
tendría la vergüenza.
Ah! ¿qué más?
Noten como Silvio le otorga una característica de la materia física (temperatura) a la luz, que de tener temperatura, esta ha de ser cálida en vez de fría. Esto señores en una hermosa manera de hablarnos de la electricidad, la luz artificial, esa que no es del sol (luz cálida). El lavamanos, engloba a todos los servicios sanitarios, ese control sobre el agua que el hombre ha inventado, en un engañador intento de tener controlada la naturaleza. La televisión, y todos los artefactos eléctricos están en "cables botones casi humanos". Ven la aproximación que hace Silvio?, tocando de manera más que tangencial el punto de los robots, de la inteligencia artificial, de la deshumanización de la humanidad, artefactos que van reemplazando funciones que otrora el hombre realizaba con sus propias manos. La imagen de la s "ruinas intensas" es sobrecogedora. Una ruina me queda perfectamente, pero además antepone "intensa", una ruina intensa, más que extensas y alargadas, nos denotan una desgarradora realidad, una especie de final del mundo, apocalíptico final, Silvio apela a todo que se sabe de ciencia ficción. Han visto "Matrix", "Dark City", "El piso 13"?
Antes de terminar, quiero comentar también que el arreglo de esta canción, la guitarra cadenciosa (arpegio complicadísimo), sugestivo piano de Frank F., tétrico y fantástico.
El maestro nos ha reivindicado el valor del ser humano sobre las máquinas....
Ah! ¿qué más?....
youtube: http://www.youtube.com/user/demesanchez
twitter: https://twitter.com/demesanchez
facebook: http://www.facebook.com/demesancheztrova

Loading...

Advertisement
When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...