Loading...

¡EL PATRIARCADO CATÓLICO BIZANTINO DICTA ANATEMA!

29,549 views

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Oct 10, 2019

EL PATRIARCADO CATÓLICO BIZANTINO DICTA ANATEMA CONTRA 26 cardenales, 134 obispos y 99 sacerdotes por el Sínodo de la Amazonía.


EL PATRIARCADO CATÓLICO BIZANTINO toma las riendas frente a la Apostasía generlizada llevada a cabo por Bergoglio y los suyos, y manifestada de forma evidente en este Sínodo Diabólico Amazónico; y dictan Anatema contra toda esta gentuza eclesial

Un sinónimo del término “anatema” es excomunión, maldición, exclusión del Cuerpo de Cristo, la Iglesia. Este castigo más severo es establecido por Dios mismo. Expresa la realidad espiritual que se aplica a los herejes que han abandonado el Evangelio de Cristo y el Espíritu de Cristo (Rm 8). En cambio, han recibido el espíritu de herejía y predican un antievangelio. Así se han excluido del Cuerpo Místico de Cristo y están en el camino a la perdición, a pesar de que ocupan los más altos cargos en la Iglesia.

Promoviendo un antievangelio, arrebatan almas del rebaño de Cristo y las llevan a la destrucción. Lo hacen con mucha astucia. Utilizan terminología teológica, por lo que influyen en muchos sacerdotes y obispos.

Si el hereje mismo es un obispo, cardenal o papa, entonces el alcance de la herejía es enorme. Nuestro Señor Jesús advierte contra ellos: “Por sus frutos los conoceréis” (Mt 7, 16).

Los cristianos indefensos preguntan: ¿Qué protección hay contra estos lobos con piel de cordero? Dios ha establecido protección contra los herejes, que es anatema.

El Apóstol lo expresa de la siguiente manera: “Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado ¡sea anatema! Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, ¡sea anatema!” (Ga 1, 8-9)

La esencia del ministerio papal es proteger la pureza de la fe y la moral contra las herejías. En la actualidad, el papado está ocupado ilegalmente por un hombre que abusa de la silla de San Pedro para destruir la fe y la moral. ¿Quién debería publicar un anatema contra este Judas ampliamente conocido? Dios ha establecido el ministerio profético para este propósito.

El Patriarcado católico Bizantino ejerce hoy este ministerio.

El Vaticano II explotó la reforma litúrgica para provocar el caos y, entretanto, implantó en silencio las herejías del neomodernismo y sincretismo. Su fruto también es el pseudopapa con su Sínodo Amazónico.

Bergoglio y su colegio herético copian el método del Vaticano II. Hoy, el Sínodo está diseñado para provocar el caos al abolir el celibato con el fin de abrir camino silenciosamente hacia la satanización de la Iglesia y su transición a una anti-Iglesia de la Nueva Era.

Muchos católicos, desafortunadamente incluyendo sacerdotes y obispos, olvidan la esencia del cristianismo. La esencia no es trabajo social o diálogos cuestionables. Es una lucha por la salvación de las almas inmortales. Nuestra salvación está en la metanoia y en la fe en nuestro Señor Jesucristo, que murió en la cruz por nosotros. Después de Su resurrección, envió a los apóstoles a predicar el arrepentimiento para el perdón de los pecados. “En su nombre se predicará el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones”. (Lc 24, 47) Todos los apóstoles y misioneros obedecieron este mandato y morían como mártires por la salvación de las almas.

¡El antievangelio del neomodernismo no sólo no predica el camino de salvación a los paganos, sino que también arrastra a los cristianos en el camino de la destrucción! ¡Este es un gran crimen! Este antievangelio es diametralmente opuesto al Evangelio de Cristo. El Señor Jesús no envió al Apóstol de las naciones a los paganos para que se enriqueciera en su así llamada espiritualidad, pero le dijo a él: Te envío a los gentiles “para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban perdón de los pecados por la fe en mí” (Hch 26, 18). Bergoglio y el Sínodo de la Amazonía no quieren que los paganos se conviertan de las tinieblas a la luz y de la potestad de Satanás a Dios. El Sínodo quiere que los católicos se conviertan de Dios a Satanás y de la luz a las tinieblas.

¡Esta es la mayor traición de Cristo en la historia de la Iglesia! Por esta traición por predicar el otro evangelio, Bergoglio y todos los participantes del Sínodo de los ladrones se han excluido del Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia.

El Patriarcado Católico Bizantino por la presente declara un anatema —la exclusión de la Iglesia y la maldición— que los participantes del Sínodo de la Amazonía han traído sobre sí mismos:

Por autoridad del ministerio profético y apostólico, en el nombre del Dios Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, declaran un anatema —exclusión del Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia— contra 26 cardenales, 134 obispos y 99 sacerdotes, participantes en el Sínodo apóstata de la Amazonía.

Loading...

Advertisement
When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...