Loading...

"LA EXPERIENCIA DEL REINO EN LA IGLESIA"

559 views

Loading...

Loading...

Transcript

The interactive transcript could not be loaded.

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Mar 10, 2017

Jesús jamás habló del Reino como una realidad presente terrenal en la Iglesia, o desde la Iglesia. Los judíos rechazaron a su Mesías, y consecuentemente el Reino prometido fue rechazado también.

Jesús, el Rey de Israel retornó al Cielo, y está sentado a la diestra del Padre en espera del tiempo de la Regeneración (Mt. 19: 28), cuando finalmente sus enemigos sean puestos por estrado de Sus pies (S. 110: 1), obra que el Padre hace, como está escrito (S.110:1; Hchs. 2: 34, 35)

Eso será anunciado, cuando suene la trompeta del séptimo ángel:

“El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos” (Ap.11:15)

Se verá plasmado a partir del Armagedón (Ap. 16: 16; 19: 11: 21).

Mientras tanto, la experiencia del Reino entre los creyentes en Jesús (tanto de origen gentil como judío) deberá ser:

a) En Cristo, como Señor y Salvador personal.
b) No como Rey visible (de facto) en este mundo todavía, ya que El dijo que Su Reino no era de este mundo (Juan 18: 36).
c) En demostración de Su autoridad sobre los poderes de las tinieblas (Mt. 12: 28; Ef. 6: 12; Lc. 10: 19; Mr. 16: 17, 18, 2 Co. 10: 3-5 etc.)
d) En el poder del Espíritu Santo para cumplir con la Gran Comisión (Hchs. 1: 8; Mt. 28: 18-20, etc.)
e) En constante esperanza y santidad experimental.
f) Voluntaria y por fe.
g) Personal e individual.
h) Espiritual.
i) En espera del Arrebatamiento (1 Ts. 4: 13-18)




La Iglesia es extranjera y peregrina en este mundo, por eso, llegará un día en que Cristo vendrá a por ella (Jn. 14: 1-4; 1 Co. 15: 51-53; 1 Ts. 4: 13-18).

La ciudadanía de la verdadera Iglesia no es terrenal, es celestial: “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Filipenses 3: 20, 21).

El gobierno de la Iglesia sólo puede ir hasta donde permite su Cabeza, esto es, Cristo; y hasta el momento - hasta que Él vuelva en gloria - ese gobierno y acción son exclusivamente espirituales sobre esta tierra (Ef. 1: 20-23)

En esta tierra habrá un reino teocrático real, visible, tangible, establecido, y por mil años. Ocurrirá conforme a lo anunciado en Ap. 11:15.

SOLI DEO GLORIA

Loading...

Advertisement
When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...