Loading...

La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, con los niños en el hospital - 14/02/2012

5,043 views

Loading...

Loading...

Loading...

Rating is available when the video has been rented.
This feature is not available right now. Please try again later.
Published on Feb 18, 2012

La serenísima alteza, conjugada con el saber estar, la simpatía sencilla y un aire de auténtica gracia regia, hacen de la duquesa de Cambridge uno de los mejores activos de la monarquía británica, por su dulzura enamoradiza, que cautiva y ennoblece por doquier y que exulta autencididad, lejos de la mera representación comediográfica al compás del guión de actividades o del programa. La vemos acudiendo en Liverpool -sola por primera vez en una visita de carácter regional- a varias obras de caridad pública, cuyo alto patronazgo ostenta. Sí, la caridad: ese gran puntal de la justicia social, que acude como la mejor de las madres, cuando no como la más abnegada de las madrastras, en auxilio del débil, del postergado, ofreciendo la mano y la compasión desinteresada a los desheredados. Con carácter previo es agasajada con un cóctel sin alcohol, preparado para ella en el Brink Bar. El programa oficial sigue con una visita a la Casa de Caridad de Ronald McDonald y al Alder Hey Hospital para niños.

La duquesa de Cambridge ostenta el alto patronazgo de diversas obras de caridad , como la East Anglia Children's Hospices y la Action on Addict, además de la National Portrait Gallery, patrocinios que desempeña fruicista, con gran dedicación. Todo un ejemplo de saber estar, de trabajo y de profesionalidad, al contrario de royals de monarquías como la española, caracterizados por su vagancia, estupidez y ladroneo.

Como es tradicional en el protocolo británico, se ofrecieron a la señora duquesa varios pethards de florecillas de la mano de sendos niños. Un día memorable para nuestra adorada Kate, donde hizo labrar en el terrazo de las gentes de Liverpool que aún queda quien socorre a los menesterosos, reverencia a los ancianos, acoge a los niños, sin desdoro de humillar a los soberbios y de repetir siempre, contra el negligente, su ineptitud, como platillos de la balanza social, cuyo fiel es precisamente la institución monárquica. Un dia para los anales de la efeméride en el "cursus honorum" de la duquesa de Cambridge, que no olvidaremos y que tendremos en cuenta.

Loading...

When autoplay is enabled, a suggested video will automatically play next.

Up next


to add this to Watch Later

Add to

Loading playlists...